Saltar al contenido

Noticias

Atrás

Gobierno y ASPLA renuevan su colaboración para consolidar el nuevo modelo de gestión de residuos plásticos agrarios en Cantabria

Fecha de publicación: 26 de febrero de 2019
Imagen $htmlUtil.escape($title)

La empresa cántabra aportará 60.000 euros durante los próximos cinco años para que MARE extienda su pionero sistema a diferentes municipios

Santander- 25.02.2019

El Gobierno de Cantabria, a través de la empresa pública MARE, ha firmado un convenio de colaboración con la empresa ASPLA Plásticos Españoles para seguir implantando en la Comunidad Autónoma el nuevo modelo de gestión de residuos plásticos de uso agrario que se puso en marcha en 2017 de manera pionera en la Comunidad Autónoma con el propósito de garantizar una correcta gestión de este tipo de residuo agrario.

El acuerdo supone que ASPLA, del Grupo Armando Álvarez, aportará 60.000 euros hasta 2023, a razón de 12.000 euros cada año, para que MARE pueda gestionar de manera correcta los residuos plásticos de uso agrario mediante un sistema viable tanto técnica como económicamente.

Para ello, la empresa pública MARE aportará medios humanos, materiales y técnicos, así como la logística necesaria, que consistirá en seguir instalando contenedores adaptados a la gestión del reciclaje de este tipo de residuos, así como la conversión progresiva a centros de almacenamiento temporal locales de aquellos contenedores que en un periodo de un año superen las 15 toneladas gestionadas de residuos plásticos de uso agrario.

El nuevo modelo, que ofrece una solución integral a la gestión de este residuo agrario, se implantará de forma progresiva y gradual durante los próximos cinco años en las diferentes agrupaciones territoriales establecidas, dando prioridad a las que tienen una mayor generación teórica de residuos de plástico de uso agrario, atendiendo, como información de partida, al número de reses que tienen censadas cada uno de los municipios que forman parte de estas agrupaciones

En el año 2017 el Gobierno de Cantabria, a través de MARE, desarrolló un proyecto piloto para la gestión para los residuos de plástico de uso agrario (RPUA), en colaboración con la empresa ASPLA, la cooperativa Ruiseñada-Comillas y los ayuntamientos de Valdáliga y Val de San Vicente. Su objetivo era la definición de un nuevo modelo de gestión que garantice la correcta gestión de los RPUA que se generan en Cantabria, y que sea viable, tanto técnica como económicamente, para poder extrapolarlo al resto de municipios.

Esta actuación inicial consistió en la dotación de contenedores de 15 metros cúbicos para la recepción y almacenamiento temporal de los RPUA hasta su retirada por parte de MARE. Las ubicaciones, en puntos estratégicos del área de influencia de la cooperativa Ruiseñada-Comillas, se establecieron con el fin de garantizar la accesibilidad tanto para los usuarios como para los vehículos de recogida de MARE.

Con los datos e información obtenida con aquel proyecto piloto, se puso en marcha el nuevo modelo de recogida y tratamiento, que se encuentra en vías de implantación desde febrero de 2018.

En una primera fase de implantación, entre 2018 y 2019, se está procediendo a la instalación de un total de 41 contenedores, dando servicio a un total de 48 municipios, de los cuales 32 pertenecen a las agrupaciones territoriales Valles Pasiegos, Asón-Agüera y Campoo Los Valles, 12 con instalaciones de la Red de Puntos Limpios y otros 4 municipios con experiencias previas de recogida (2 de ellos de la experiencia piloto).

El nuevo modelo de gestión establece un periodo anual de seis meses de servicio, repartido en dos periodos de tres meses cada uno (febrero-mayo y septiembre-diciembre), que coincidirán con los meses de mayor generación de este tipo de residuos.

En el caso de que en un ayuntamiento se generen más de 15 toneladas anuales, se procederá a sustituir el contenedor instalado por un centro de almacenamiento temporal (CAT) que permitirá una mayor operatividad y generará una menor huella de carbono, al reducirse el número de viajes al centro de almacenamiento temporal de Meruelo.

Según la previsión, al finalizar la implantación total del modelo, en 2023, podrán llegar a existir 29 contenedores de recogida de 15 metros cúbicos y 35 centros de almacenamiento temporal locales distribuidos por la región, una vez realizadas las conversiones correspondientes, lo que suma un total de 64 ubicaciones destinadas a la recogida de RPUA, sin tener en cuenta el actual CAT de Meruelo.

Pioneros en el modelo

Tras la firma del acuerdo, la vicepresidenta de Cantabria ha reafirmado el compromiso de su departamento de dar respuesta a la petición histórica de los ganadores y agricultores de la región con una iniciativa que garantiza la mejora del medio ambiente.

"Somos pioneros en la gestión de un modelo normalizado que queremos extender por toda Cantabria porque impulsa la economía circular, crea riqueza, oportunidades de negocio, puestos de trabajo y resuelve los problemas medioambientales que generan los productos que no se gestionan de manera adecuada", ha manifestado Díaz Tezanos.

En este sentido, ha confiado en el éxito de este nuevo modelo después de comprobar que el proyecto piloto lograse durante su periodo de vigencia (entre febrero y octubre de 2017) llevar a cabo la retirada de 22 contenedores y la gestión de 33,3 toneladas de residuos de plásticos de uso agrario.

Finalmente, ha destacado la importancia de la colaboración pública y privada para poner en marcha iniciativas que mejoran las prestaciones del tratamiento de los residuos agrarios y ha reconocido el interés mostrado por una empresa de la envergadura de ASPLA a la hora de desarrollar iniciativas de responsabilidad social corporativa que buscan definir un modelo efectivo y eficiente para la gestión de los residuos de plástico de uso agrario.

Por su parte, el consejero delegado de ASPLA, José Ramón Álvarez, ha destacado la importancia que supone la firma de este convenio para entrar en "la circularidad de los plásticos, ayudando a recoger y volver a poner en valor los plásticos industriales que se utilizan en el sector agrario de la región".

Asimismo, ha confiado en el éxito que tendrá este nuevo modelo de gestión de residuos plásticos agrarios que promueve el Ejecutivo cántabro en la Comunidad Autónoma y en el que ASPLA seguirá colaborando desde el punto de vista económico y "aportando el conocimiento internacional que tenemos en este negocio".

En la firma del convenio también han estado presentes los directores generales de Medio Ambiente, Miguel Ángel Palacio, y de MARE, Felipe Lavín.

Díaz Tezanos y José Ramón Álvarez, durante la firma del convenio (Foto: Lara Revilla)