Saltar al contenido

Noticias

Atrás

El Gobierno de Cantabria, a través de MARE, promueve una experiencia de reutilización de residuos voluminosos en los puntos limpios de Santander y Torrelavega

Fecha de publicación: 14 de enero de 2020
Imagen $htmlUtil.escape($title)

Con el fin de dar una nueva vida a nuestros residuos y reducir el impacto ambiental y económico que generan.

El pasado mes de diciembre, MARE, por encargo de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, ha iniciado el desarrollo de las acciones previstas en el proyecto “Preparación de Puntos Limpios para la reutilización de voluminosos”, en los puntos limpios de Cueto (Santander) y Torrelavega. Esta experiencia, de carácter piloto, se extenderá hasta el 31 de marzo de 2020.

 

El proyecto contribuye al desarrollo de las medidas orientadas al fomento de la reutilización de los residuos domésticos que contempla el Plan de Residuos de Cantabria 2017-2022, y tiene como objetivo potenciar la recuperación de este tipo de residuos tratando de dar un nuevo destino a los mismos, para poder ser reutilizados por personas u organizaciones con fines sociales. Para ello se han adecuado las instalaciones de los dos puntos limpios para llevar a cabo un proceso de evaluación, preselección y reutilización de estos y tratar de alcanzar unos buenos porcentajes de recuperación. Dado su carácter de experiencia piloto, a lo largo de su desarrollo se llevará a cabo el seguimiento y evaluación de sus resultados con el fin de valorar la viabilidad de su implantación en el resto de los puntos limpios de Cantabria.

 

Dentro de las instalaciones de Puntos Limpios de Cueto y de Torrelavega, se ha habilitado un espacio para llevar a cabo el acopio y almacenamiento temporal de aquellos voluminosos, entregados por los usuarios, y que sean susceptibles a ser recuperados/ reutilizados tras ser sometidos a pequeñas reparaciones o trabajos de mantenimiento, limpieza y restauración. La selección se lleva a cabo a partir de los residuos previamente considerados como más idóneos para esta experiencia: sillas de madera, de plástico, de oficina, mesas, estanterías, muebles percheros y otros muebles auxiliares.

 

Posteriormente, los enseres seleccionados por parte del personal de MARE serán recogidos por SAEMA (AMICA), entidad participante en el proyecto, y que es la encargada de efectuar las labores de limpieza y restauración. Una vez recuperados, serán colocados en los expositores habilitados para ello en los dos puntos limpios para su posterior entrega a las entidades sociales beneficiarias, quienes los facilitarán a personas con escasos recursos o bien para ser utilizados para el equipamiento de sus centros destinados a la atención de personas en riesgo de exclusión, pisos tutelados, etc.

 

Para el desarrollo de esta experiencia, la colaboración ciudadana es uno de los factores determinantes, por lo que se han incorporado acciones de información y sensibilización destinadas a los usuarios de los puntos limpios que permitan alcanzar los objetivos previstos.

 

Por ello, de forma paralela al desarrollo del proyecto, se abordará una campaña de comunicación que incluye la emisión de cuñas de radio, difusión en redes sociales, así como cartelería informativa en los propios puntos limpios. Se distribuirán folletos informativos para impulsar la participación de los usuarios en esta experiencia, depositando los enseres que sean susceptibles de reutilización y, en general, para promover la reducción y reutilización de los residuos que se generan en el hogar.

Este proyecto pretende apostar por la reutilización como compromiso de los consumidores en mejorar su impacto ambiental o huella ecológica. La reutilización permite disminuir la cantidad de residuos y por tanto ahorrar en su gestión. Alargando considerablemente la vida útil de los residuos no malgastamos los recursos naturales y reducimos las emisiones de gases causantes del calentamiento global.

El cambio necesario hacia un modelo de gestión sostenible de los recursos y de protección del medio ambiente, debe superar el viejo modelo lineal de “extraer-fabricar-consumir-desechar”, e incorporar la economía circular como elemento clave de las estrategias de gestión de residuos para que los recursos materiales y energéticos permanezcan el mayor tiempo en el ciclo productivo, se reduzca la generación de residuos y se aprovechen al máximo los que no se hayan podido evitar.

 

La Red de Puntos Limpios ya cuenta con contenedores de reutilización de textiles y pequeños aparatos eléctricos y electrónicos

 

La Red de Puntos Limpios de Cantabria ya dispone de contenedores específicos de reutilización que se gestionan en colaboración con ECOLABORA, entidad promovida por Koopera y Cáritas.

 

Estos contenedores de reutilización permiten a la ciudadanía depositar diferentes tipos de residuos que puedan ser reutilizados tras un proceso de tratamiento, como es el caso de textiles, ropa de vestir, ropa de hogar, calzado, juguetes, libros, bisutería, bazar y pequeños aparatos eléctricos y electrónicos (herramientas eléctricas, pequeño electrodoméstico, cámaras, teléfonos, ordenadores y productos informáticos en general, video consolas, etc.).

 

Ecolabora se encarga de su revisión, reparación y acondicionamiento para darles una segunda vida útil con fines sociales.







Modificado por última vez 14/01/2020