Saltar al contenido

Noticias

Atrás

Díaz Tezanos destaca la inversión de más de 300.000 euros en abastecimiento y saneamiento de Ribamontán al Monte

Fecha de publicación: 23 de enero de 2019
Imagen $htmlUtil.escape($title)

La vicepresidenta inaugura un nuevo colector de aguas residuales en Omoño, anuncia el saneamiento del barrio Solegrario y firma un convenio para gestionar la depuradora de Villanueva de Anero

Santander- 22.01.2019

La vicepresidenta y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, ha inaugurado hoy el saneamiento de la localidad de Omoño, en Ribamontán al Monte, con un importe superior a los 50.000 euros, y ha anunciado la intención de su departamento de iniciar a lo largo de este año el saneamiento del barrio Solegrario de Hoz de Anero, por un valor de 250.000 euros.

Dos obras que suponen una inversión superior a los 300.000 euros, en cofinanciación, con las que el Gobierno de Cantabria pretende garantizar el tratamiento de las aguas que vierten a los ríos mediante una red de saneamiento adecuada, tal y como ha explicado la vicepresidenta.

Durante la visita, además, ha firmado un convenio de colaboración con el alcalde de Ribamontán al Monte, Joaquín Arco, por el que el Gobierno de Cantabria, a través de la empresa pública MARE, se hará cargo de la gestión y el mantenimiento de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Villanueva de Anero, actualmente en desuso.

Díaz Tezanos ha mostrado su satisfacción por dar respuesta a los problemas de los municipios y seguir cumpliendo el Plan de Abastecimiento y Saneamiento con actuaciones que, a pesar de su complejidad, "están muy bien resueltas" para mejorar la calidad de vida de los cántabros y las cántabras, y también "para seguir mejorando nuestro medio ambiente, ya que son obras que redundan directamente en la mejora de la calidad de nuestros ríos, de nuestras playas y de sus ecosistemas".

Finalmente, ha destacado la buena colaboración y cooperación que mantiene su departamento con todos los ayuntamientos, y en este caso concreto, con el Ayuntamiento de Ribamontán al Monte que han permitido mejorar unos servicios de vital importancia para sus vecinos y vecinas, como son el saneamiento y el abastecimiento.

Por su parte, el alcalde de Ribamontán al Monte, Joaquín Arco, ha agradecido al Gobierno de Cantabria por atender una demanda histórica de los vecinos de Omoño, que han sufrido problemas de conexiones durante tantos años. "Con esta actuación, con la que la Consejería de Medio Ambiente asume el coste del servicio, se logra que la gente no se quede sin verter sus aguas fecales urbanas a los colectores".

Asimismo, ha agradecido a la Consejería de Medio Ambiente su compromiso de "rescatar del olvido" el proyecto de saneamiento del barrio de Solegrario porque es "un proyecto muy necesario y demandado" para resolver la falta de conexiones de sus vecinos.

En el acto también han estado presentes el director general de Medio Ambiente, Miguel Ángel Palacio, varios miembros de la Corporación municipal y los presidentes de varias juntas vecinales del municipio.

Omoño

Con una inversión de 50.023 euros, cofinanciado al 60-40 entre el Gobierno de Cantabria (30.000 euros) y el Ayuntamiento de Ribamontán al Monte (20.000 euros), la terminación del saneamiento de Omoño ha consistido en la construcción de un nuevo colector para recoger aguas residuales de las viviendas del barrio La Herrería y parte de las del barrio La Iglesia.

Con esta actuación la Consejería de Medio Ambiente concluye las distintas fases que ha ido acometiendo en los últimos años para conectar el servicio de saneamiento de las aguas residuales urbanas de esta localidad, ejecutando varios colectores que finalmente conexionan a la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) existente en la zona.

El nuevo colector discurre hasta conectar con la red de existente de saneamiento, a través del colector general, que se inicia en la zona baja del barrio La Iglesia. Esta conexión, realizada con una tubería de PVC para saneamiento, sirve para dar servicio a tres viviendas que se encuentran al norte de la CA-458, que son las que se encuentran a mayor cota. Para conectar con el resto de las viviendas, situadas al otro lado de la carretera autonómica, la conexión discurre mediante zanja.

Solegrario

Durante su visita, la vicepresidenta ha anunciado la intención de su departamento de iniciar a lo largo de este año el saneamiento del barrio Solegrario de Hoz de Anero, a la espera de que se resuelva la cesión de unos terrenos. El proyecto tiene un presupuesto de 250.000 euros y ha sido cofinanciada al 60-40 entre el Gobierno de Cantabria (150.000 euros) y el Ayuntamiento (100.000 euros).

La actuación consiste en la construcción de una tubería de pvc en el emisario existente en la zona para evitar atascamientos y poder transportar parte del agua de lluvia a las zonas ya saneadas de un barrio de 45 viviendas, en el que sólo siete casas de reciente construcción cuentan actualmente con el saneamiento construido, vertiendo a una fosa séptica común y desde el mismo arroyo Aguanaz.

Depuradora de Villanueva de Anero

Por otra parte, la vicepresidenta regional y el alcalde de Ribamontán al Monte han aprovechado la visita institucional para firmar un convenio de colaboración por el que el Gobierno de Cantabria, a través de la empresa pública MARE, se compromete a asumir la gestión, la explotación integral, mantenimiento y conservación de la depuradora de aguas residuales urbanas de Villanueva de Anero, de titularidad pública y actualmente en desuso.

Por su parte, el Ayuntamiento se hará cargo de la gestión, la explotación integral, el mantenimiento y la conservación del tramo de colector existente entre el antiguo bombeo de Villaverde de Pontones y el colector general en paralelo al Miera, así como el tramo entre la antigua EDAR de Cubas y el colecto general en paralelo al río Miera.

Tanto el Ejecutivo como el Consistorio se tendrán que hacer cargo, en ambos casos, de la gestión y el control de las incorporaciones al sistema general de saneamiento, la ejecución de las obras en el mismo y el otorgamiento de las autorizaciones para la conexión al sistema.

El presente convenio tiene una vigencia de 10 años, si bien se podrá prorrogar por sucesivos periodos de 10 años en tanto se continúe con la prestación del servicio en la forma pactada.

La vicepresidenta y el alcalde analizan el saneamiento del barrio Solegrario de Hoz de Anero (Foto: Nacho Romero)