El Gobierno encarga al IH el control de las aguas de las playas y especialmente los vertidos de la depuradora de Vuelta Ostrera
La Consejería de Medio Ambiente destina 240.000 euros para financiar estas acciones encaminadas a mantener el buen estado ecológico de las aguas del litoral de Cantabria
Autor: Gabinete de prensa
Publicado el 31/05/2018 0:00:00

Santander - 30.05.2018

El Gobierno de Cantabria, a través de la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, ha encargado al Instituto de Hidráulica (IH) de Cantabria el control y la vigilancia de las aguas costeras de la región a las que se realizan vertidos procedentes de las estaciones depuradoras de aguas residuales dependientes del Ejecutivo cántabro, así como el control de las aguas de baño.

El departamento que dirige Eva Díaz Tezanos destinará 240.000 euros para llevar a cabo todas esas acciones a lo largo de 2018 y que tienen el objetivo de conseguir y mantener el buen estado ecológico de las aguas del litoral de la Comunidad Autónoma.

Respecto a la vigilancia y control de los vertidos de las estaciones depuradoras de aguas residuales costeras dependientes del Gobierno regional, la Red de Calidad de las Aguas del Litoral de Cantabria prevé la elaboración de un informe sobre el cumplimiento de los requerimientos establecidos en las autorizaciones de vertido de las nueve estaciones depuradoras de aguas residuales, también sobre la calificación de las aguas de baño de las playas potencialmente afectadas y un resumen de los resultados de la evaluación del estado ecológico de las masas de agua efectuado en los últimos años.

Se realizarán controles trimestrales para la calidad del agua y con una campaña en primavera-verano, para el control del sedimento.

En el estuario de la Ría de San Martín, donde vierte la EDAR de Vuelta Ostrera, que es la única de las grandes depuradoras que no tiene emisario submarino, se efectuará un seguimiento mensual. De esta manera, se incrementará la frecuencia de muestreo habitual de la red de calidad de estas aguas.

Asimismo, se llevará a cabo un muestreo en cuatro estaciones submareales localizadas en la canal de navegación, desde las cercanías del punto de vertido hasta la bocana.

Control de las aguas de baño

En cuanto al control de las aguas de baño, la Consejería de Medio Ambiente ha solicitado al IH Cantabria la revisión de los perfiles de aguas de baño de las playas de Santander y Ribamontán al Mar (La Magdalena, Los Peligros, El Puntal, Somo y Loredo), debido al vertido de la EDAR de Suesa. Asimismo, el vertido de la EDAR de Bareyo y la de Meruelo, la playa de Ajo presenta la necesidad de actualizar su perfil de aguas de baño.

En Suances, el Gobierno de Cantabria propone al IH realizar un estudio para priorizar el efecto de cada vertido del saneamiento descargado en el estuario de Suances, sobre la calidad de las aguas de baño de la playa de La Concha.

En cada una de estas playas se desarrollará un control de las aguas que permita diseñar actuaciones de mejora de la calidad de las aguas de baño, planificar y gestionar de manera integral los sistemas hídricos urbanos y litorales, además de valorar las influencias que sobre el agua litoral genera la actividad humana.

El Gobierno, paralelamente a este trabajo de vigilancia y de control de las aguas marinas, está realizando en la depuradora de Vuelta Ostrera todas las labores de inspección, de mantenimiento y de mejora de sus instalaciones, para que pueda realizar la depuración y la desinfección de las aguas en las mejores condiciones técnicas posibles.