Se pone en marcha un proyecto piloto de compostaje comunitario en el municipio de Mazcuerras
Fruto de la colaboración entre MARE, el CIMA y el Ayuntamiento
Autor: MARE
Publicado el 02/03/2018 0:00:00

El pasado mes de enero tuvo lugar la primera reunión de coordinación de todas las entidades firmantes del Convenio de colaboración suscrito para el desarrollo del proyecto piloto de compostaje comunitario que se va a llevar a cabo en el municipio de Mazcuerras a lo largo de este año 2018.

La iniciativa impulsada por el Ayuntamiento de Mazcuerras, se lleva a cabo con la colaboración de la Red Local de Sostenibilidad de Cantabria, gestionada por el CIMA e integrada actualmente por 96 municipios y 5 Mancomunidades, la Red Cántabra de Desarrollo Rural y MARE.

El proyecto pretende analizar la viabilidad de sistemas de gestión local de los biorresiduos  que puedan ser complementarios al tratamiento que, como servicio público de titularidad autonómica,  realiza el Gobierno de Cantabria, a través de la empresa TIRCANTABRIA, en la Planta de tratamiento integral de residuos de Meruelo.

 El proyecto piloto  se propone crear tres zonas para el compostaje comunitario en Mazcuerras, Villanueva e Ibio, en una zona céntrica donde la mayoría de vecinos puedan depositar los residuos orgánicos domésticos sin necesidad de recogida domiciliaria. Así mismo, se podrán recibir las proporciones requeridas de restos de poda de los vecinos del municipio para ser utilizado como estructurante una vez triturado por el personal municipal.
Las zonas de compostaje previstas son las siguientes:

* Zona 1. Villanueva de la Peña. Junto al cementerio, en la carretera hacia Riaño de Ibio.
* Zona 2. Carretera de Herrera a Ibio, CA-810, cercana a la Yeguada militar de Ibio.
* Zona 3. En el núcleo de Mazcuerras, en la zona de El Bosque.

En una primera fase, demostrativa y de formación, y con el fin de supervisar los aportes realizados y detectar posibles incidencias, los usuarios depositarán sus residuos orgánicos fuera de las compostadoras y el personal municipal se encargará de incorporarlos a las mismas y elaborar el compost. 

En una segunda fase, los usuarios comenzarán a aportar sus residuos orgánicos y el material estructurante directamente en las compostadoras comunitarias, interviniendo así directamente en la elaboración del compost.

La ejecución de las actuaciones previstas permitirá obtener indicadores cuantitativos y cualitativos extrapolables y que sirvan de referencia al resto de los municipios de la Comunidad Autónoma de Cantabria para  futuras actuaciones.

Otras iniciativas de compostaje doméstico y comunitario ya en marcha y previstas

Este proyecto se suma a las actuaciones relacionadas con el compostaje doméstico y comunitario que ya se han puesto en marcha por parte de MARE desde 2015, y permite seguir avanzando en el cumplimiento de la normativa comunitaria y estatal en materia de residuos, impulsando la implicación de todos los ámbitos posibles en una mejor gestión local de los biorresiduos de origen doméstico, divulgando las ventajas ambientales y económicas del compostaje y contribuyendo a la reducción de la huella del carbono del transporte y tratamiento de éstos. 

El pasado mes de agosto de 2017 ha finalizado el primer proyecto piloto realizado en colaboración con los Ayuntamientos de Arnuero y Campoo de Enmedio, en el que se ha involucrado a 40 familias y 10 colectivos. Actualmente,  se encuentran en ejecución dos proyectos de fomento del compostaje. Uno de ellos subvencionado por el Ministerio de Agricultura, Pesca, alimentación y Medio Ambiente en el marco de la convocatoria de Planes de Impulso al Medio Ambiente (PIMA Residuos 2015), que se desarrollará hasta junio de 2018 y en el que participan 100 familias de 3 municipios (Santa Mª de Cayón, Ramales de la Victoria y Villaescusa) y 6 centros educativos. El otro,  financiado íntegramente por el Gobierno de Cantabria, pretende incorporar a 300 nuevas familias, de 20 municipios,  al compostaje doméstico en Cantabria. 
 
En la convocatoria de subvenciones de 2017 de los Planes de Impulso al Medio Ambiente (PIMA Residuos), la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social ha recibido financiación para la puesta en marcha de una nueva campaña con el objetivo de incorporar a 500 familias más. MARE iniciará la ejecución de esta nueva actuación a lo largo de este año 2018. 

Un modelo de gestión de residuos orientado a la sostenibilidad ambiental y económica

Actualmente la Comunidad Autónoma de Cantabria dispone de un modelo de gestión orientado a garantizar su eficacia para favorecer el mejor aprovechamiento, reciclaje y valorización de los residuos que se generan en nuestra región. Dando cumplimiento así, a la normativa europea, estatal y al recién aprobado Plan de Residuos de Cantabria 2017-2023, y considerando los residuos como recursos dentro de una estrategia de economía circular que debe orientar el futuro de su gestión.

Para ello dispone de las instalaciones más avanzadas y lleva a cabo los procesos necesarios para favorecer una gestión sostenible de los residuos domésticos que se recogen a través de las distintas modalidades en todo el territorio regional. 

La gestión final de la fracción resto de los residuos domésticos es un servicio de titularidad autonómica encomendado por el Gobierno de Cantabria a MARE, quien lleva a cabo las actuaciones necesarias para alcanzar los objetivos de sostenibilidad establecidos.
 
Una de las fases de esta gestión, la desarrollada en la Planta de Tratamiento Integral de Residuos de Meruelo, a través de la empresa TIRCANTABRIA, tiene como objetivo la minimización de la cantidad de residuos domésticos que van a vertedero mediante la selección de envases reciclables,  la selección de la materia orgánica y su fermentación y  valorización energética del rechazo combustible de la fracción resto.