Eliminacion de Residuos

Residuos Sólidos Urbanos

Los residuos procedentes de los domicilios llegan a la planta de tratamiento integral de residuos urbanos de Meruelo directamente, a través de los servicios de recogida y transporte de los Ayuntamientos o bien a través de Estaciones de Transferencia del Gobierno de Cantabria.

La fracción de los residuos domiciliarios que no es aprovechable mediante los procesos de reciclado, compostaje o valorización energética que tienen lugar en la planta de tratamiento se depositan en el vertedero de residuos no peligrosos de Meruelo.

Residuos Industriales No Peligrosos

Los residuos industriales no peligrosos se depositan principalmente en el vertedero de El Mazo, situado en la localidad de Sierrapando, en el término municipal de Torrelavega.

El actual vertedero de Residuos No Peligrosos de El Mazo está dedicado a: escombros originados en construcción o demolición: hormigón, materiales cerámicos, tejas, vidrio, restos de madera, plásticos y metálicos originados en procesos de obra. También se vierten a él residuos industriales no peligrosos: residuos de procesos térmicos, del moldeado y del tratamiento físico y mecánico de superficie de metales y plásticos, y de las instalaciones para el tratamiento de residuos, así como estabilizados.

Residuos Biosanitarios

MARE gestiona la recogida y transporte de algunos de los residuos sanitarios procedentes de los hospitales generales de la región (29.921 bidones en 2.011, que se corresponden con 161 toneladas anuales). Estos residuos, junto con los procedentes de otros centros de asistencia son incinerados en la Planta de incineración de residuos orgánicos, cárnicos y sanitarios de Meruelo de acuerdo con la normativa vigente.

Los residuos sanitarios son incinerados en una unidad de lecho fluidizado, con una capacidad de trabajo de 1.250 kg/h para residuos sanitarios y restos de animales troceados, complementada por los respectivos reactores de postcombustión y sistemas de depuración de humos con medición en continuo. En el año 2.011 se incineraron 648 toneladas de residuos sanitarios.